Natural Healing

El estilo Japandi –que combina la sobriedad nórdica con la belleza funcional japonesa–, las maderas claras, el terrazo, el mimbre y el esparto. El coral, el amarillo, el turquesa y el carbón. La tendencia de este año apunta hacia lo orgánico, lo vivo y natural.

Un año más, el despacho londinense FranklinTill y las firmas expertas en color Pantone y Benjamin Moore, máximos prescriptores de tendencias en el mundo del diseño, marcan pauta para las grandes marcas globales en el desarrollo de sus colecciones. Los tres coinciden: en la elección de materiales y colores, la constante está en la conexión con la naturaleza –¿quizá como reacción al mundo digital?– y el efecto en los espacios contemporáneos es la palpable invitación hacia una experiencia táctil profundamente reconfortante y nutricia.

Irónicamente, la “no-tendencia” es una de las tendencias más claras este año. La rebeldía, el no seguir reglas y en especial la imperfección y la impermanencia hoy son máximas del diseño.

Como dice la analista de tendencias belga Niek de Prest: “La tendencia de la anti tendencia hoy se ve más que nunca en el diseño de interiores: lo que usualmente se entendía como ‘mal gusto’ o ‘falta de recursos’ hoy se reinventa como el nuevo buen gusto.”

1. EL TACTO DE UNA MIRADA

Texturas, texturas, texturas. Los textiles para tapicería de muebles y paredes invitan a tocar, a sentir. El terciopelo, la lana, los linos, la seda: entretejidos y construcciones textiles pesadas, complejas, independientemente del estilo, de la zona geográfica o las condiciones climáticas. La indulgencia y el color profundo (decadente o vibrante, pero no neutro) son el corazón de los espacios contemporáneos.

2. VEREDA TROPICAL

Vimos esta tendencia hace un par de años y ahora vuelve con fuerza en forma de enormes hojas de cerimán y palmas. Tucanes y otras aves exóticas, insectos de tamaños imposibles, flores y estampados botánicos protagonizaran espacios a través de tapices en muebles, cojines, tapetes, ropa de cama y paredes.

3. GEOMETRÍA MAXIMALISTA

Cuadrifolios, rayas, cuadros y chevrones en colores contrastantes y a menudo tejidos o estampados en fibras naturales. Técnicas de estampado como el Ikat y patrones de figuras repetitivas estarán presentes en los moodboards de los interioristas de todo el mundo.

4. CORAL

Aunque elegir un solo color dentro de la la infinita gama de tonos que existen serían tan limitado como infértil, desde hace 11 años Pantone se decanta por uno cada año basándose en las preferencias de consumo y el comportamiento de usuarios de moda, estilo de vida, nuevas tecnologías y arte. Violeta el año pasado, verde manzana y rosa cuarzo los anteriores.

“Así como un arrecife de coral, a la vez vibrante y abrigador, sirve como estructura de sustento para la vida marina, nuestro Pantone 16-1546, Living Coral, abraza con calor, abundancia y confort en un ambiente cambiante e impredecible como el que vivimos”, en palabras de Leatrice Eiseman, Directora Ejecutiva de Pantone.

5. MATERIALES HÍBRIDOS

De acuerdo a la plataforma de emprendedores e investigadores del mundo textil MoOD+Indigo estamos a caballo entre la tendencia hacia las fibras naturales y la demanda de materiales durables y de alto desempeño. Las mezclas de materiales sintéticos con tejidos naturales son más amplias y sofisticadas cada vez. Fibras de materiales antes impensables como la ortiga, las algas marinas o la soya conviven con textiles hechos a través de nanotecología y acabados futuristas.

6. WABI-SABI

Imperfecto es perfecto. Lo hecho a mano, los textiles restaurados, las costuras vistas, los bordes raídos, la patina del tiempo. Este movimiento estético y filosófico de origen japonés nos recuerda que la vida es imperfecta y que estamos vivos y por ende somos móviles y antiestáticos. Sustentabilidad, longevidad, naturalidad y autenticidad que se respira en cada espacio.

Your email address will not be published. Required fields are marked *